Precauciones de los tres a los seis meses

 

     En esta etapa, es cuando el bebé empieza a girarse y también a ponerse objetos en la boca, por eso debes evitar dejarlo solo en los lugares donde pueda caerse, así como no dejar a su alcance ningún objeto pequeño que pueda tragarse. Evita darle juguetes que tengan piezas pequeñas y que sean desmontables.

     Hasta que el niño cumpla un añito, es mejor que en su cuna duerma sin almohada, podemos utilizar cojines especiales para que pueda dormir de lado.

     Hay que procurar no dejar a al bebé en la cama donde duermen los adultos o niños mayores, ya que en un pequeño descuido, se puede caer.

     Los chupetes serán siempre de una sola pieza, preferibles de silicona. De vez en cuando hay que comprobar que el chupete esta en buenas condiciones, que no existan roturas en la tetina. El chupete debe cambiarse por otro aproximadamente cada tres meses.

     Nunca se dejará al alcance del bebé bolsas de plástico o cordeles, ya que esto podría producirle una asfixia.

     Hay que comprobar que los objetos con los que esta jugando no le caben en la boca, y hay que procurar  no olvidarse monedas, botones, dados de jugar…. , encima de las mesas, o en los sofás.

     Al igual que hacemos con los chupetes, los juguetes habrá que revisarlos rutinariamente para comprobar que no hay ninguna pieza rota o que alguna se haya soltado.

     Los alimentos que les preparemos a nuestro bebé deberá estar muy triturado, ya que los peques con este tiempo pueden atragantarse fácilmente.

     En la bañera y aunque ya se siente solito, no le dejes ni un momento ni le sueltes, pues cuatro centímetros de agua son suficientes para que un bebé se ahogue.

Deja un comentario