Porque lo digo yo!

Que difícil es dar con la mejor forma de educar a tus hijo, verdad?. Hay tantos malos ejemplos en la calle que la verdad es que dan ganas de coger a tus hijos y a tu pareja y emigrar a cualquier isla desierta. Da mucho apuro saber que los niños con los que se relacionan tus hijos van a influir mucho en su forma de ser. Por que creéis que existe el dicho de : “dime con quien vas y te diré como eres”. Creo que lo principal en una relación entre madres e hijos es la confianza. No creo en eso que dicen algunas madres de que sus hijos las consideran amigas. Una madre es una madre y nunca se podrá comportar con sus pequeños como una amiga. Es por eso que amigas hay muchas, pero madre no hay más que una. Yo en lo que creo firmemente es en la comunicación y en saber decir un NO a tiempo. Y a la vez que hay que saber decir un no hay que saber dar la explicación de el porque de ese NO. A mi no me vale cuando al recibir una negativa de alguien le preguntas el porque y sueltan eso de : “porque lo digo yo”. Y al igual que a mi me revienta que me lo digan, entiendo que a los niños les fastidie cuando sus padres no les dan ningún tipo de explicación y se tiene que hacer lo que ellos digan sin más. Un niño es una persona que tiene sentimientos y razona, aunque tu lo veas muy chiquitito. Los niños quieren saber el porque de las cosas y no veo justo que no nos esforcemos en que lleguen a entender cualquier situación. Mi madre me dice que les digo demasiadas cosas a mis hijos y tal vez tenga razón, pero cuando me preguntan algo intento ponerme a su nivel y contárselo de forma que lo comprendan. Intento que de mi boca no salgan negativas sín más. Si tu les prohibes algo será por algún motivo, no tiene sentido que les niegues cosas porque si, así que hay que saber decirles porque les estás diciendo que no. Parece mentira, pero os aseguro que si llegan a entender el motivo de tu negativa no volverán a hacer algo que no deberían haber hecho, porque saben que eso que van a hacer conlleva una serie de riesgos, como por ejemplo: -no te pongas eso en la boca …porque si te toses o te entra hipo te lo puedes tragar y podrías ahogarte. Está claro que hay veces que se lo tienes que repetir en varias ocasiones, eso depende de lo tozudo que sea vuestro hijo, pero no te puedes cansar de repetírselo una y otra vez. Habrá un momento que no lo hará porque llegará a entender que le puede pasar algo. Y lo mismo cuando se trata de una negativa por no querer o no poder llevarlo a algún sitio que te pida. No vale un porque no quiero, explícale que estás cansada o que en ese momento no tienes dinero para una entrada tan cara, ellos a pesar de ser pequeños se solidarizan contigo. Eso si, yo en estos casos les recompenso en cuanto puedo.
 

Creo que los niños son esponjas y si vuelcas tu tiempo en ellos explicándoles las cosas te evitas muchos disgustos cuando de verdad llegan épocas difíciles.

Deja un comentario