¿Por qué pensar con cuidado la forma de iluminar nuestro hogar?

Organizar el diseño y decoración de nuestro hogar es mucho más que simplemente pintar muros y colocar muebles. Debemos pensar que cada elemento tenga una utilidad y de ser posible, un cierto impacto estético para hacer de nuestros espacios funcionales y agradables para toda la familia.

Un elemento fundamental para cumplir este objetivo es pensar bien la iluminación. Seguramente no queremos que todos los espacios tengan la misma cantidad y calidad de luz, porque ello en cierta medida haría “plana” y poco funcional la iluminación de nuestro hogar. La cocina y el salón comedor, son piezas que precisan una mayor cantidad de luz con lámparas centrales y aplicaciones lumínicas puntuales. Lo mismo podemos decir del cuarto de baños, espacio que precisa sin duda alguna mucha luz y mucha de ella debe estar bien focalizada en áreas concretas.

Por el contrario, en los dormitorios y en el salón, la iluminación pide ser más difusa y cálida, ideal para momentos de relajación o descanso, y por ello debemos elegir otro tipo de lámparas e incluso focos distintos, de forma que podamos crear un ambiente hogareño y delicado con sólo encender el interruptor.

Estas sutiles diferencias pueden realmente marcar un gran impacto en cómo sentimos y vivimos cada espacio de nuestro hogar, casi tan grande (o incluso mayor) que el que tiene el mobiliario que hayamos elegido. La luz (tanto natural gracias a ventanas y ventanales) como artificial, es una herramienta para diferenciar áreas: de preparación de alimentos y de consumo, de lectura, de trabajo, de descanso, de convivencia familiar, etc.

Pero la selección de fuentes lumínicas no sólo debe descansar sobre un punto de vista estético y utilitario. Una visión ecológica se impone ante las exigencias medioambientales actuales, y nos permite así mismo prever ahorros significativos en nuestras facturas a futuro.

Afortunadamente, decir “selección ecológica” no está peleado con una selección estética, práctica y adecuada para un hogar familiar. Actualmente existen luces LED para hogar en una variedad aún mayor que las de las bombillas tradicionales, lo que nos permite perfeccionar esta selección detallada de la luz de cada pieza de nuestro hogar sin sacrificar compromiso ecológico ni gastar de forma excesiva.

Seguramente la selección de fuentes lumínicas será la cereza de la torta al decorar nuestro hogar con amor hacia nuestra familia. Como mamás, nunca dejamos de poner pasión a cada detalle para que nuestra familia viva feliz y plena.

Deja un comentario