Por fin, un niño

Hoy me gustaría escribir algo personal, expresar lo que una futura mamá siente. Estoy embarazada de 16 semanas, y ayer tuve ecografía. Nuestra idea es que se viera el sexo del bebé y así despejar la incertidumbre. Y de paso seguir con la búsqueda de un nombre, que es una ardua tarea.

Y, en efecto, lo vimos. Vimos por primera vez, como quien dice, a nuestro niño. Fue emocionante. Las otras dos ecografías que me han hecho no lo fueron para mí. Pero ayer le vimos la carita, las manos, las piernas… ¡Hasta se chupaba el dedo! Y no paraba de moverse: estiraba la pierna, se giraba, abría la boca…

Y su padre, su madre y su tía (mi hermana es enfermera y nos acompañó) con la boca abierta también, disfrutando como enanos. Por primera vez sentí que iba a ser madre de verdad y es increíble que, a pesar de medir unos 12 centímetros, sea ya una personita.

Durante la ecografía, el ginecólogo fue explicándonos con toda precisión todo lo que veíamos en el monitor. Nos dijo que todo iba a la perfección: mediciones, placenta, líquido amniótico…Muchas veces, los ginecólogos y ginecólogas no se dan cuenta de lo que significa algo así para una padre y una madre, sobre todo para parejas primerizas. Para ellos es una rutina sin mucho interés, pero para nosotros fue algo maravilloso.

Además, grabó la ecografía en vídeo, así que podemos enseñar y ver la ecografía todas las veces que queremos. Espero que todas las futuras mamás y papás puedan experimentar todo lo que mi marido y yo sentimos ayer.

Deja un comentario