Piojos, los enemigos de niños y niñas

La primavera está a punto de comenzar y con ella llegarán los temidos piojos. Éste es un trastorno lleno de mitos y que pueden suponer un grave estigma para niños y niñas en los colegios. Por ejemplo, la creencia de que los piojos proliferan en condiciones de poca higiene y que se contagian saltando de cabeza en cabeza.

En primer lugar, diremos que los piojos son insectos que no tienes alas y que se alimentan de sangre humana. Viven de uno a dos meses y ponen entre 100 y 300 huevos, llamados liendres. Suelen preferir las cabezas de niños y niñas y a través de ellas pueden contagiar a toda la familia.

Para detectarlos, tendremos que prestar atención a la cabeza de nuestros hijos e hijas. Si tienen picores y si aparecen pequeñas costras deberemos revisar cautelosamente su cuero cabelludo. combUn elemento inequívoco son las liendres, pequeños huevos plateados que están pegados al tallo del cabello.

Una vez infectado, el cabello de niños y niñas necesitará de tratamiento específico. Champús y lociones antipiojos, así como peines especiales con púas muy juntas para despegas las liendres. 

Para intentar prevenirlos, podemos masajear su cabello con aceite de oliva mezclado con aceite esencial de tomillo o de orégano. También realizar fricciones con aceite esencial de lavanda. Otro remedio casero es aclarar el pelo con vinagre después del champú.

http://www.headlice.org

Deja un comentario