Pies planos, pies cavos

Otro motivo de consulta muy frecuenta al pediatra o al traumatólogo infantil son los pies de los niños y niñas, especialmente el puente.

Los pies cavos son los que tienen mucho puente, y los planos cuando, por el contrario, tienen menos de lo habitual. El bebé cuando nace suele tener los pies planos y valgos en grados muy dispares de unos bebés a otros, dependiendo de su posición dentro del útero, de lo gorditos que estén, de la cantidad de grasa en la planta del pie que tengan, etc., pero esto no tiene nada que ver con los pies planos que presentan algunas personas adultas.

www.taringa.net

Su pie de se va estructurando a lo largo de su crecimiento y, hacia los seis años aproximadamente, se define el pie. Hasta entonces, la elasticidad propia de los niños y niñas en general (mayor en las niñas) y de algunos en particular obliga a apoyar el pie en plano y en valgo casi siempre, lo que hace que hasta esa edad caminen juntando los tobillos, desgastando los zapatos asimétricamente…

Y no sirven ni plantillas, ni zapatos, ni ortesis que les pongamos, porque descalzos los veremos caminar nuevamente en plano y en valgo. También en este caso la forma de los pies tiene un componente genético muy importante y puede que el niño o niña desarrolle los mismos pies planos que el padre o la madre.

Llegados a esta edad, unos seis años, hemos de confirmar que esos pies planos que se mantienen planos no sean debidos a otras enfermedades que asientan en los pies o en todo el esqueleto y en las cuales la actuación del personal médico especialista es muy importante.

This entry was posted in General.

Deja un comentario