Pie Plano

 

Seguro que muchos de ustedes han escuchado dicho término. El “pie plano” es una condición muy común, que afecta a bebés y niños y es fácil de diagnosticar y corregir.

Ésta causada por la falta de desarrollo del arco del pie, por lo que el empeine queda en contacto con el suelo. La gran mayoría de las veces el defecto se corrige durante la niñez, y se llega a la adultez sin ninguna complicación.

El diagnostico lo realiza el médico a simple vista, aunque suele requerir de radiografías para descartar un trastorno más serio. Al pequeño se le realiza un examen completo para comprobar la flexibilidad del pie, la inclinación del talón, rotación del tobillo, etc.

Si el niño presenta la condición de manera indolora, no requiere de un tratamiento médico y sólo debe ser controlado periódicamente para comprobar el desarrollo normal del pie. El caso de que la afección sea dolorosa, lo más común es el uso de plantillas, férulas, y sólo en los casos más severos, se opta por la intervención quirúrgica para acomodar los huesos de manera normal.

La mayoría de los niños que presenten “pie plano”, ya sea con o sin dolor, van a desarrollarse normalmente y sin consecuencias motoras y de crecimiento.

Deja un comentario