Pesadillas infantiles

Las pesadillas o terrores nocturnos son aquellos sueños tan temidos por los y las más pequeñas que surgen, generalmente, al final de la noche. El cuerpo está inmóvil, dormido, pero en esta fase se sueño REM (de movimientos oculares rápidos), el cerebro tiene una actividad importante, surgiendo entonces los sueños.

Los niños y niñas están en plena evolución psicológica y en pleno crecimiento cerebral. Las pesadillas, a pesar de su aspecto terrible, son muy útiles para ellos y ellas. Les permiten evacuar las tensiones y conflictos del día.

Las pesadillas también expresan la culpabilidad provocada pro los sentimientos negativos (celos, enfados…) o la angustia por el abandono, uno de los miedos infantiles más frecuentes.

untitled

Gracias a las pesadillas, los niños y niñas integran los aprendizajes más difíciles (caminar, hablar, el primer día de colegio…). Será en estos momentos más complicado cuando surjan de manera más frecuente las pesadillas, por lo que, en principio, no debemos preocuparnos demasiado.

En el caso de que las pesadillas se repitan todas las noches durante periodos prolongados de tiempo, necesitaremos asesoramiento médico. Seguramente existirá un problema latente o un conflicto familiar que, al no ser expresado, perturba al niño o a la niña y se manifiesta durante la noche.

www.p3layos.com

Deja un comentario