Periodo de adaptación

Las guarderías han comenzado ya a funcionar y son muchos los padres y madres que llevan a sus hijos ya a las guarderías.

Sin embargo, aún no se quedan todo el día en las guarderías, ni siquiera entran a primera hora de la mañana (y mucho menos a las 7.30 de la mañana). Durante los primeros quince días se realiza el periodo de adaptación que es tanto para los niños como para los padres.

El periodo de adaptación es el paso por el cual tienen que pasar los niños para acomodarse a la nueva situación en la que estarán con otras personas, niños y adultos y no tendrán cerca a nadie de su familia para ayudarles.

Para los padres este periodo de adaptación también es importante porque, aunque parezca que no, tienen que adaptarse a dejar al niño, después de estar con él durante un mínimo de 4 meses, en una guardería con más niños y sin saber si estará o no bien cuidado.

Sea como sea, el periodo de adaptación no debe superar las dos semanas. Es complicado si un niño no supera ese periodo de adaptación e incluso puede complicarse y tener que sacarlo de la guardería porque no puede estar, pero eso son casos puntuales que pueden ocurrir pero que, con la formación que hay ahora, se le intenta dar solución.

Deja un comentario