Perder peso tras un embarazo

Antes de lanzarse a un régimen hipocalórico, las madres deben saber que el embarazo y el parto provocan cambios en el metabolismo y que son necesarios al menos seis meses para que las cosas vuelvan a la normalidad.

http://blogmoda.com

También conviene tener en cuenta que, en cuanto abandonen un régimen muy bajo en calorías, tienen todas las papeletas para volver a engordar. Cada régimen hipocalórico “enseña” a nuestro organismo a reducir el metabolismo, de forma que finalmente acabamos engordando con dietas que, en situaciones normales, no hubieran propiciado el aumento de peso. Esta es la razón por la cual endocrinólogos y dietistas no dejan de repetirnos que “el peso perdido a través de dietas de hambre se recupera muy rápidamente”.

El problema es que, en la situación de abundancia en que los occidentales vivimos desde hace pocas décadas, el organismo sigue pensando que cuando seguimos dietas hipocalóricas es por falta de alimentos y, consecuentemente, reduce el metabolismo a mínimos para ahorrar calorías. Lo malo es que, en cuanto aumentamos el consumo de calorías, “recuerda” la época de escasez anterior, y da la señal para almacenar más grasa de la que hubiera almacenado de no haber sido sometido a regímenes tan drásticos.

Sin duda, la batalla final se gana perdiendo peso de forma lenta y gradual. ¿Cómo? A través de una alimentación sana y equilibrada que evite el exceso de calorías pero que no dé señales de hambre al organismo y que incluya ejercicio a diario.

Deja un comentario