Pautas para que duerma bien

Un recién nacido típico duerme entre 16 y 18 horas al día, y los bebés deben ser capaces de dormir toda la noche seguida en algún momento entre las 6 semanas y los 6 meses de edad. Exactamente en qué momento esto ocurre, puede variar mucho, dependiendo del desarrollo individual del niño o niña y de los hábitos saludables de sueño que se establezcan.

www.infanciaymas.com

Crea una rutina consistente para ir a dormir. Si haces las mismas cosas cada noche, alrededor de la misma hora, esto ayudará a tu bebé, que todavía no sabe qué hora es, a entender que dormir es lo que viene a continuación. Por ejemplo: báñalo, ponle el pijama, dale de comer, acúnalo hasta que le entre un poco de sueño (pero sin esperar hasta que se duerma en tus brazos) y déjalo en la cuna.

Establece el escenario para dormir. Cuando lleves al bebé a la cama, las luces deben estar apagadas y las cortinas echadas. Usa una lucecita de noche que ilumine lo suficiente para ver un poco. Mantén el cuarto en silencio o pon a funcionar algo que haga un ruido secundario o bien una cinta de canciones de cuna, para bloquear los sonidos del resto de la casa.

No esperes a que el bebé se haya dormido en tus brazos. Ponlo a dormir cuando veas que se está adormeciendo, pero todavía está despierto. Esto le ayudará a comprender que tiene que dormirse él solo, sin tener que ser acunado o sin tener que comer para dormirse. Así podrá volver a dormirse solo si se despierta más tarde, y no llorará para que lo acunes.

Deja un comentario