Pautas para dormir

El sueño es algo que todos debemos de tener, es una obligación que nuestro cuerpo nos impone porque de lo contrario no podemos responder al 100% de nuestras capacidades. Todas las personas somos distintas en nuestros hábitos a la hora de dormir y es desde pequeños cuando empezamos a saber cómo “educar” ese sueño.

Cuando nos empiezan a enseñar cuándo dormir y cuándo despertar, al principio, y siendo niños, no lo entendemos, y si bien los niños quieren acostarse tarde, por la mañana suelen ser los primeros en levantarse.
 
Es por ello que debemos enseñarles una serie de pautas como son:
 
- Debemos hacer ver al niño que el descanso es necesario para él, puesto que ha gastado muchas energías y tiene que recuperarse.
 
- Las actividades o juegos que lleve a cabo el niño antes de acostarse deben ser relajadas, para que el paso de la vigilia al sueño sea más fácil.
 
- Debemos enseñarle a identificar cuándo está cansado y debe descansar. Es decir, cuando debe darse cuenta de que es hora de dormir y de dejar relajarse a su cuerpo.
 
- Debe ir al baño a hacer pis antes de irse a la cama que no haya “accidentes” en la cama aunque esto los primeros meses suelen ocurrir.
 
- Hay que acostumbrar al niño para que duerma sin compañía, es decir, no quedarnos allí hasta que se duerma sino que lo haga él solo, aunque sepa que estamos cerca de él para lo que necesite.  
 
- Debe comprender que si él o ella se acuesta a una hora no quiere decir que todos lo hagan, que cada uno se acuesta a una hora porque necesitan más o menos sueño. 
 
- Como medida de “buena educación”, podemos enseñarle a nuestro hijo a que, cuando se va a dormir, ha de despedirse y, cuando se levanta, ha de saludar a todos. 

Deja un comentario