Partos por cesárea

La cesárea es una práctica quirúrgica que consiste en realizar un corte en el abdomen y el útero, a través del cual se extrae el bebé. Es una cirugía abdominal importante y por eso representa más riesgos que el parto vaginal.

Las causas por las que nos pueden practicas una cesárea son varias y muy diferentes entre ellas. Por ejemplo, podemos tener un parto por cesárea cuando ya ha habido anteriormente una cesárea ‘clásica’ o más de una. También si se ha sufrido antes alguna otra cirugía uterina.

Los partos gemelares también son más propensos a poder sufrir una cesárea y los de trillizos o más, siempre requieren de la intervención.

getImage

Otro de los casos es si el bebé viene de nalgas y no se le puede hacer girar o si está en posición transversal. En el caso de partos gemelares, si el primero nace en la posición correcta y el segundo viene de nalgas, es posible dar a luz de forma vaginal a este segundo.

Si el bebé es muy grande podría ser programada una cesárea y también cuando la mujer tiene placenta previa, es decir, cuando la placenta se encuentra tan abajo que cubre el cuello uterino.

Por último, podría planearse una cesárea si sabemos que el bebé tiene una enfermedad o anomalía fetal que pondría en peligro el parto vaginal o en caso de madres portadoras de VIH positivo.

Deja un comentario