Parto natural

Por norma general, el parto natural es aquel que se produce sin mediar ningún otro tipo de ayuda o terceras partes. Nos referimos al parto normal (sin cesárea, intervenciones ni nada).

Los partos naturales, antiguamente, se realizaban en las propias casas asistidas por matronas que ayudaban a traer al mundo a los bebés. Sin embargo, hoy en día también puede darse un parto natural en casa, es una elección que la madre tiene y que puede llevar a cabo aunque los gastos no los pagan sino que ha de ser la propia pareja la que corra con ellos.

Un parto natural en casa suele ser más íntimo y crear un mayor vínculo entre la madre y el bebé. En él son ellos dos los que trabajan porque el resto no puede hacer nada. También es cierto que, en este tipo de partos, si hay problemas, la actuación es más lenta porque, si se tiene que trasladar al bebé o a la madre, hay que esperar una ambulancia que puede tardar o bien llevarla con urgencia lo que genera más ansiedad.

Decidas una u otra cosa, si lo haces con tiempo podrás planearlo todo y, quien sabe, es una forma "natural" de dar a luz tal y como se hacía entonces, tal y como se supone que han de venir los niños al mundo. Aunque es doloroso, cansado pero placentero.

Deja un comentario