Para una pronta recuperación

La práctica de la episiotomía es bastante frecuente hoy en día en los partos. Consiste en practicar un pequeño corte en la zona del perineo para facilitar la salida del bebé agrandando el canal del parto. Hoy en día hay muchas asociaciones y personas que se manifiestan en contra de esta práctica por sistema. En cualquier caso, como siempre, es la mujer la que tiene la última palabra.

19739

En el caso de que a la mujer se le realice una episiotomía, son fundamentales una serie de prácticas para que cure lo mejor y antes posible.

En primer lugar, la mujer debe cuidar al máximo su higiene personal. No son aconsejables los baños, ni ir a la piscina o al mar, pero si una ducha diaria.

La zona vaginal debe asearse dos o tres veces al día con agua tibia y jabón neutro. Es importante secar bien la zona para evitar humedades e irritaciones.

Es recomendable utilizar compresas para las posibles pérdidas de sangre, pero estas no deben contener plástico para que la herida se airee bien. Asimismo, se debe cambiar frecuentemente de compresas y no es recomendable el uso de tampones.

Es importante no permanecer mucho tiempo de pie para eliminar la tensión en la región perineal.

La episiotomía tarda en cicatrizar entre 7 y 12 días, aunque los hilos de sutura tardan en caerse. Como durante todo el embarazo, la mujer necesita cariño, atención y comprensión, pero no hay que tener prisa por reanudar la vida sexual habitual. Cada mujer se recupera a un ritmo diferente.

Por último, el postparto también precisa de un control médico para asegurar que todo vaya bien.

Deja un comentario