Para facilitar el baño

Hoy en día existen multitud de accesorios que intentar hacer la vida más fácil a los padres y a las madres, sobre todos para esos primerizos y primerizas que andamos un poquito torpes, todavía.

Uno de los mejores inventos que he descubierto y que me ha resultado realmente práctico es la hamaca para el baño.

hamaca ba[1]..

Sabemos que el baño es placentero y relajante para el bebé y que fomenta su relación con los progenitores. Pero también es cierto que, sobre todo al principio, no sabemos muy bien cómo apañarnos para asear al bebé. Tenemos que sujetarle la cabeza, tener cuidado con el cordón, enjabonarle con cuidado, aclararle…

¡Muchas cosas para solo dos manos!

En ocasiones tendremos ayuda, pero en las que no, la hamaca para el baño es la solución. El bebé se queda recostado y bien sujeto en ella y nosotros podemos utilizar las dos manos para asearle. Y con la total confianza de que no se va a resbalar, ni a hundir ni nada de nada.

Además, suelen ser regulables, por lo que según crezca, podremos ir adaptándola a su talla. Por lo menos hasta que el bebé pueda sentarse en la bañera por si solo o sola.

Como casi todo hoy en día, existen diferentes modelos, marcas y precios. Pero las podemos encontrar por unos 20 euros. Existen también otras modalidades para niños y niñas más mayores, como son los asientos y aros de baño.

Deja un comentario