Menú para bebés de 4-5 meses

A partir de los cuatro meses todas sabemos que los bebés tienen que empezar a tomar algo de alimento además de la leche materna o leche de continuación que le damos, tanto para que se acostumbren a la comida, como para que sean capaces de tener otras vitaminas, proteínas, etc. necesarias para su desarrollo.

Muchas madres ven este nuevo paso como algo difícil porque no saben si el bebé será reáceo a comer papilla o algo más sólido que la leche y, sobre todo, si le sentará bien o no.

Los pediatras suelen ayudar en este tránsito proporcionando a las madres una hoja de alimentación del primer año de vida donde podrás ver detallado qué es lo que debe tomar tu bebé en cada mes.

Un menú para un niño de 4-5 meses de edad puede ser:

Desayuno: leche materna o leche de continuación.

Media mañana: leche materna o leche de continuación.

Comida: Puré de verduras o papilla de cereales sin gluten.

Merienda: Puré de frutas o leche.

Cena: Leche con cereales.

Libros electrónicos

Un libro electrónico, libro digital o e-book es la versión digitalizada de un libro impreso. La información se almacena en formato electrónico (disquete, CD o disponible on-line): se trata de un archivo que se puede leer directamente desde un ordenador o desde dispositivos especiales y que, al estar digitalizados sus contenidos, no combina exclusivamente textos e imágenes estáticas, sino que incorpora también vídeos, audio e incluso enlaces a otras páginas del e-book o incluso de la red.

www.sony.com

Como todo, tiene sus ventajas e inconvenientes. A favor del libro electrónico está el coste de producción y distribución, que es menor que en el caso de un libro impreso, ya que no hay costes de impresión ni de transporte. Es ecológico, no precisa papel, se distribuye a nivel mundial sin limitaciones físicas ni de horarios. Es fácilmente actualizable y corregible; los recursos que incorpora son más ricos (vídeo, audio, posibilidad de subrayar o incorporar anotaciones…), lo que posibilita que muchos libros electrónicos sean interactivos.
En los dispositivos de lectura se pueden almacenar varias obras sin tener que cargar con ellas y además el tamaño del texto se puede modificar a gusto del lector.

Para los aficionados a la lectura, el libro electrónico significa, por el contrario, luchar contra hábitos muy fuertes, tales como el placer de ir a una librería a seleccionar libros, sentir el tacto de las hojas, la sensación de ir finalizando la lectura conforme se van pasando páginas… Aun impreso, el e-book no tiene la calidad de un libro convencional. Los dispositivos de lectura aún son caros, frágiles y algo incómodos por su peso y por el tamaño reducido de sus pantallas.

This entry was posted in General.

Caminando

Caminar es una actividad muy agradable para la madre, aunque de todos es sabido que las embarazadas se cansan más y, por tanto, no pueden caminar durante mucho tiempo porque terminarían agotadas debido a su estado y a que cargan con más peso del que normalmente hacen.

Sin embargo, caminar es algo que deberían hacer todas las embarazadas, sobretodo las primerizas, porque una de las cosas que hace y por lo cual nos puede venir genial, es ubicar al niño más abajo, como si ya fuera a salir. Muchas madres, en el embarazo, han tenido la barriguita muy arriba y han tenido que estar horas y horas sufriendo hasta que el niño se encajara para salir; pero eso, al caminar, podemos evitarlo, ya que el movimiento hace que el niño se vaya más abajo y permita que, a la hora del parto, sea menos doloroso y más rápido que si no hubiésemos caminado en los 9 meses de gestación.

Lo normal para las embarazadas no es caminar todos los días 1 hora como aconsejan los médicos que deberían hacer cualquier persona, sino que con 20 minutos al día (si se puede más sin cansarte pues mejor) es más que suficiente de modo que veremos resultados en poco tiempo y a la hora del parto éste será mucho más rápido y podremos disfrutar antes de nuestro bebé, además de librarnos de complicaciones de última hora como por ejemplo el que se atraviese el bebé y, después de las horas de dilatación y contracciones, tengas que dar a luz por cesárea.

Enséñale a cuidar el medio ambiente

Cuidar nuestro entorno es una prioridad que todas las familias debemos asumir. Además, ayudaremos a nuestros hijos e hijas a aprender el valor de la naturaleza y a proteger los recursos naturales.

Hay varios aspectos que se pueden cuidar en los hogares, y así crear buenos hábitos de consumo.

Ahorrar agua es uno de ellos. Les debemos enseñar de dónde viene, cómo se depura, así como que es importante no despilfarrarla. Les enseñaremos a cerrar el grifo mientras les enjabonamos, cuando se lavan los dientes…

Una tarea fácil y que puede ser divertida es la de reciclar. Les enseñaremos los diferentes tipos de envases y cómo debemos separarlos. También es interesante explicarles qué sucede con estos materiales cuando se reciclan.

011D1AST-CUE-xxx-P1_1

Otra opción para reciclar es elaborar juguetes u objetos con materiales reciclados. Por ejemplo, con los yogures vacíos, un poco de arroz y un palo, podemos hacer una divertida maraca. También, podemos pintar y decorar cajas de zapatos para guardar cosas.

Reducir el gasto energético, apagando los interruptores de los aparatos también es una buena lección. En este caso habrá que tener cuidado de que los niños y niñas no manipulen los enchufes.

Más ideas: utilizar los folios por las dos caras, tener una papelera en el cuarto de baño para tirar papeles, bastoncillos y otros materiales.

Es importante también disfrutar de la naturaleza y salir a divertirse al aire libre. Cada estación del año tiene su encanto, solo es cuestión de descubrirlo con nuestros hijos e hijas.

Cólicos en los lactantes

bebe

No hay nada más desesperante que el llanto desconsolado de un bebé, y más aún cuando se trata de gases que le provocan dolorosos cólicos al pequeño.

Hay diversas formas de ayudarlos a expulsar estos gases tan molestos. La forma cómo lo sostenemos en nuestros brazos ayudará a aliviar estos dolores: tomándolo boca abajo sobre uno de nuestros brazos de manera tal que su cabecita quede en el doblez de nuestro brazo y su ombligo en nuestra mano, podemos hacer con la mano ligeros masajes en su abdomen y con la otra masajeamos la espalda también.

Otro tipo de masaje se le puede hacer con aceite de almendras: tumbamos al bebé boca arriba sobre la cama, le ponemos unas gotitas del aceite alrededor del ombligo y le realizamos suaves masajes haciendo pequeños círculos en sentido de las agujas del reloj, así estamos ayudando a que eso gases sigan el recorrido del intestino para ser eliminados.

Un ejercicio que también va bien, es acostarlos también boca arriba y hacerle flexiones con sus piernitas, estirándolas y flexionándolas hacia su abdomen.

Si estás amamantando a tu bebé, ten en cuenta que todo lo que tomes o comas se lo estás transmitiendo, así que evita las bebidas gaseosas y las comidas picantes, estos excesos no son nada buenos para el niño.

Una cosa fundamental es hacerles eructar después de cada toma. Aunque se haya quedado dormidos, ponlo sobre tu hombro y dale palmaditas sobre su espalda para ayudarlo a eructar.

Regalitos

Este fin de semana iré a visitar a una amiga que acaba de dar a luz. Como es habitual, le llevaré algo. Lo normal es que las visitas regalen ropitas para el recién nacido que, generalmente, acaba teniendo un armario imponente para los primeros meses con cosas que apenas llega a estrenar y otras que sólo le sirven por unas semanas. Después, toca comprar.

No recuerdo casi nada de lo que me regalaron cuando nació mi hijo, sólo tengo un recuerdo azulado de trajecitos y chaquetitas. Sin embargo, recuerdo que una amiga que había dado a luz casi a la vez que yo me regaló un jersey para el año siguiente, otra amiga me regaló unos pendientes para mí, otra un CD de música para bebés y otra una crema reafirmante. Fueron los mejores regalos originales.

Por lo demás, llegué a tener 33 chaquetitas de angora gracias a la afición de mi abuela y la de mi marido y la de todas sus amigas. Una vez le puse una, el resto quedaron en el trastero a la espera de que alguna nieta más clásica que yo tenga un bebé.

En el caso de la amiga que voy a visitar este fin de semana le voy a llevar pañales, unos paquetones de diferentes tallas, para que le duren. Sé que el mayor gasto que tendrá será ese y cuento con que el resto de la gente le llevará ropitas. La verdad es que no es un regalo muy cuco, pero es práctico y, la verdad, creo que lo agradecerá. Será que soy Tauro.