Noches en vela

Es frecuente que padres y madres deban acostumbrarse a que sus hijos e hijas se despierten con frecuencia durante la noche. De hecho, entre un 10 y un 15% de los bebés lo padecen. Cada bebé es diferente y las causas de la resistencia al sueño o de los despertares pueden ser muy variadas.

Todos los niños y niñas se despiertan muchas veces durante la noche, por culpa de sueños o por otros motivos, especialmente durante el primer año de. Generalmente, vuelven a quedarse dormidos y dormidas por sí mismos.

En cualquier caso, es importante prevenir los problemas relacionados con el sueño en lugar de afrontarlo cuando ya han surgido. El sueño es un hábito que hay que ir cultivando poco a poco.

Las causas de los despertares pueden ser variadas. Veamos algunas de ellas.

La lactancia frecuente durante el día acostumbra al bebé a comer poco, pero con frecuencia. Esto hace que cada poco tiempo llore para pedir comida. Lo aconsejable es que quede saciado con cada toma para que se vaya espaciando en el tiempo. 42-17484707

Otra causa puede ser el llanto provocado por la separación. Esta angustia se manifiesta entre los 6 primeros meses y los dos años de edad cuando la madre no está o empiezan a quedarse con canguros o en la guardería. Esta angustia se acentúa en el momento del sueño, ya que puede convertirse en un contenido habitual.

Si el niño o la niña duerme mucho durante el día, puede que por la noche no pueda dormir. Habrá que distribuir mejor sus horas de sueño.

Cuando el bebé se acostumbra a que le entretengan antes de dormir o que su padre o madre acuda cuando llora podría aprovecharse de esta situación.

www.paraelbebe.net

Deja un comentario