No, no, no

Seguro que, si has sido madre, la etapa del "no" la has pasado, no sin algunos percances, sobre todo en cuando a la comida.

Esa etapa es algo normal por lo que todo niño o niña pasa en su vida y suele darse a partir de los 10 meses de edad. Con ella lo que intenta el niño o niña es afianzar su propia independencia y autonomía, algo que, en algunos bebés, es muy acentuado (son muy autosuficientes y no quieren que nadie les ayude).

En esta etapa hay que tener mucha paciencia porque puede haber un choque entre lo que vosotros queréis y lo que no quiere vuestro hijo. Por ejemplo, a la hora de comer, puede decir que no quiere comer de eso, y, aunque lo obligues, no conseguirás siquiera que se coma toda la racción de comida que le has preparado.

La etapa se suele superar, no es permanente, eso os lo avisamos desde ya si estáis en ella, así que, después de un tiempo, podrás hablar con él y conseguir, mediante una conversación, que haga lo mejor para él o ella.

 

Deja un comentario