¡No hay quien nos entienda!

Los cambios de humor pueden ser un síntoma característico del embarazo. De hecho, siempre se han hecho bromas y chistes sobre este tema y las mujeres. Pero no es un capricho de la naturaleza femenina, sino que tiene una explicación fisiológica.

Estos cambios de humor son normales y frecuentes por los cambios hormonales que sufrimos durante el embarazo y que afectan al nivel de los neurotransmisores (mensajes químicos del cerebro) que ayudan a crear el estado de ánimo.

Además, el embarazo puede ser un periodo muy estresante lleno de sentimientos contradictorios: por una lado la alegría de ser madre y por otro todas las dudas y miedos que esto conlleva.

Otro factor son los constantes cambios de nuestro cuerpo que nos hacen sentir inseguras y sin control sobre nosotras mismas.

2176902075_b897868869

Para poder controlar, en cierto modo, los cambios de humor, conviene tomarse las cosas con tranquilidad. No podemos hacer tantas cosas como antes y necesitamos descansar más, por lo que nuestra pareja o la familia pueden echarnos una mano. Es muy importante también fortalecer el vínculo con nuestra pareja. Si le explicas lo que te sucede le será más fácil comprenderte e intentar ayudarte. Debemos dejar de lado las cosas que nos hacen sentir mal y centrarnos en las cosas que nos gustan. Hablar de nuestras emociones con amigas o con otras mujeres que han pasado por lo mismo también puede ser una buena terapia.

Debemos reducir el estrés de la manera que a cada una le resulte mejor: haz algo de ejercicio, retoma alguna actividad que te guste, pasea o lee.

Deja un comentario