Niños y teléfonos móviles

Actualmente un 41% de los niños entre 10 y 11 años posee un teléfono móvil, cifra que se eleva a un 70% entre los 12 y 13 años llegando a la sorprendente cifra que nos señala que el 87% de los adolescentes entre 16 y 17 poseen uno (Estadísticas Oficina comunitaria Unión Europa.) Si bien los chicos ya mayores están en constante comunicación con sus amigos y padres, queda preguntarse para qué un pequeño de 10 años requiere su propio móvil, considerando que sus actividades son monitoreadas de manera cercana por padres y cuidadores.

No es infrecuente que en medio de una clase de escuela primaria o secundaria, la voz de la maestra quede relegada a un segundo plano mientras los alumnos teclean de forma hábil mensajes dirigidos al compañero que se encuentra dos bancos más a la derecha. Es que ya se ha convertido en una adicción reconocida por muchos médicos y también padres que no sólo ven como sus hijos se consumen con el aparato electrónico, recibiendo cuantiosas facturas a fin de mes.

celular

Pero, ¿Qué factores se deben considerar al adquirir un teléfono móvil para nuestros hijos? Según un informe dado a conocer por la Defensoría del Menor en Madrid, ningún niño menor de 13 años debería poseer uno y cuando llegan a la edad recomendada, su uso debe ser fiscalizado por parte de los padres, ya que no sólo caen en gastos excesivos, sino que también se ven sometidos a problemas de aprendizaje y un uso incorrecto del lenguaje que les afecta en su vida académica y social.

Otro punto que recomiendan los expertos, es que el uso del móvil debe regirse por reglas que van desde su utilización desde el hogar, las personas con las que están autorizadas para comunicarse y las funciones extra que quedan fuera y deben financiarse con dineros propios. (Muchos proveedores de telefonía ofrecen acceso a Internet, noticias, chiste, resultados deportivos, etc.)

Para el encargado de la Defensoría la clave no está en prohibir, sino que en educar sobre un uso adecuado de las nuevas tecnologías que llegaron para quedarse y formaran parte del presente y futuro de nuestros niños y adolescentes.

Fuente: Copianos

Imagen: Celularis

Deja un comentario