Niños con amigos imaginarios desarrollan mejor el lenguaje

Si te preocupaba que tu hijo pequeño hablara frecuentemente con un amigo imaginario, no te compliques. Aparte de ser algo completamente normal en el crecimiento de los chicos, además les ayuda a desarrollar el lenguaje en esa importante etapa.

Un estudio realizado en Nueva Zelanda, y donde participaron niños y niñas de cinco años, evaluó el amiguis efecto que esos amigos invisibles poseen sobre el desarrollo de las habilidades verbales de los pequeños.

De un grupo de 48 chicos, donde 23 de ellos se relacionaban con un amigo imaginario, se descubrió que los pequeños que poseían un compañero invisible estaban más avanzados que sus pares en las habilidades del lenguaje narrativo, uso del vocabulario en construcciones de frases o historias e incluso en la creación de relatos bastante elaborados, algo que según los expertos en educación puede serles muy útil cuando comiencen la escuela.

Al estar hablando constantemente, sin la necesidad de contar con una presencia real en la habitación, los niños ejercitan el vocabulario y herramientas que recogen de sus padres, niños mayores y otros adultos, por lo que les será más fácil el componer la forma en que comunicaran a los demás sus necesidades, sueños, deseos, incorporándose a la conversación familiar.

Otro punto a destacar, es que el tener esos amigos imaginarios no los hace apartarse del grupo, sino que estar más preparados para crear juegos con otros chicos, ya que tiene experiencia creando mundos e instancias lúdicas, a los que los otros pequeños se integraran con gusto.

Imagen: Rosario Club

Deja un comentario