Niños y trabajo

Hoy en día los adultos, no todos tenemos un trabajo fijo con el que poder vivir y al que poder ir y venir cuando queramos…

La mayoría de nosotros dependemos de que salga un trabajo en uno u otro sitio, aunque eso suponga desplazarnos varios cientos de kilómetros de nuestro domicilio y tengamos que estar yendo y viniendo para ganar un dinero que, quitando la gasolina o gasoil que consume el coche (o el dinero del autobús), pues sea suficiente para vivir.

Sin embargo, cuando tenemos niños es algo más complicado hacer eso, sobretodo cuando los padres trabajan los dos y ninguno puede hacerse cargo del pequeño… ¿Lo llevas a una guardería? Si, es lógico, pero éstas terminan como mucho a las 5 de la tarde, si tienen ludoteca entonces a las 8 pero considero que meter a un niño desde las 7’30 o las 8 de la mañana hasta las 8 de la tarde es demasiado, son 12 horas con un horario, si, pero el niño acabaría muy cansado por todo lo que juega allí y, a la larga, supondría más tiempo de estar cuidándolo que el llevarlo un tiempo menor.

Pero claro, si trabajas no puedes dedicarte a tus hijos… No hay ayudas ni nada por el estilo que te compatibilice con tu trabajo y acabas recurriendo a un familiar para que se ocupe del niño durante la semana.

Creo que no es exactamente la mejor opción, porque siempre dependeremos de un tercero, pero sí es cierto que en la mayoría de los casos, si esos familiares no estuvieran aquí, no sabríamos bien qué hacer con nuestros pequeños ya que gastan mucho y tenemos que ganar el dinero para vivir nosotros junto con los niños.

Las guarderías están bien, pero para un rato. Si bien es cierto que en ellas las profesoras cuidan bien de los niños, el cariño que una madre, un padre, o un familiar del pequeño le da nunca se podría comparar con el cariño que una profesora le puede dar a sus alumnos.

Deja un comentario