Niños especiales en las aulas

Hay ocasiones en las que, como profesional, te encuentras en la guardería a algunos niños especiales que necesitan de una mayor atención para que puedan desarrollarse mentalmente tanto como los niños normales.

Con ello no sólo nos estamos refiriendo a niños con retraso mental sino también a otro tipo de niños: niños con deficiencia visual, niños con deficiencia auditiva, limitaciones físicas, enfermedades, etc…

Cuando una educadora (o técnica) en educación infantil se encuentra ante esa situación debe rehacer la programación didáctica incluyendo las pautas necesarias para poder "educar" a ese niño o niña.

Si ponemos un ejemplo, un niño (o niña) con deficiencia auditiva, no podrá escuchar música ni tampoco podrá comunicarse con sus compañeros de clase por lo que, con la ayuda de la familia, podremos enseñarles a los niños a comunicarse con él o ella con símboles (frases y/o palabras) sencillas que todos puedan recordar y con los que poder comunicarse con su compañero de clase.

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, las educadoras y técnicas no están capacitadas para atender a esos niños (no hay muchas que sepan la lengua de signos) por lo que, en la mayoría de los casos, será necesaria la ayuda de la familia e incluso de asociaciones para darle la educación que necesita.

Es por ello que la comunicación profesor-familia-alumno es necesaria siempre para dar la mejor educación y feedback posible.

Deja un comentario