Niños coquetos

Muchos niños son coquetos desde pequeños, siempre quieren vestirse de la forma en que ellos quieren y cuando sus madres se niegan a hacerlo la mayoría de los niños se suelen enfadar porque no han salido ganando y se han tenido que poner aquello que su madre ha elegido para ellos.

Pero es que los niños a veces no entienden si hace frío o calor. Por ejemplo, puede darse el caso de que un niño sepa elegir bien su ropa pero si quiere ponerse una ropa de verano en invierno pues no es, primero, recomendable, porque nuestro hijo cogerá un resfriado, y, segundo, porque tienen que aprender qué ropa pueden ponerse dependiendo del día, no lo primero que sepan que le va a sentar bien o que van a estar guapos con ella.
 
Los niños a veces se dejan guiar por los colores o por aquel jersey o falda (o pantalones) que les gustan más por varios motivos, pero no se dan cuenta de otras cosas y, claro, cuando dejamos de hacerles caso, se enfadan con nosotros porque no se han salido con la suya. En esas ocasiones lo que hay que hacer es intentar que entre en razón, son niños si, a veces algo caprichosos, pero no dejan de ser personas racionales que entienden perfectamente lo que se les dice (aunque pensemos que no) y por ello tenemos que razonarles el motivo por el que no se les puede permitir salir de casa con tal o cual ropa.
 
Eso sí, tener un hijo coqueto implica tener muchos problemas porque siempre querrá ir a la moda.

Deja un comentario