Náuseas en el embarazo

Popularmente, las náuseas han sido asociadas como el primer síntoma del embarazo, lo que no dista de ser verdad. Este desagradable fenómeno, suele aparece bastante temprano en la gestación y es común a la mayoría de las mujeres, las que en el primer trimestre afirman “no poder soportar nada de lo que comen”.

 

 No hay película en que la embarazada no sea retratada a través de vómitos y malestares estomacales  (obviamente creadas por hombres).  Pero lo que parecía ser un mito, que pretendía dejar a las mujeres (una vez más como histéricas) es una realidad médica.

 

Suelen ser más abundantes en el primer embarazo y embarazos múltiples,  y su origen, aunque no comprobado, estaría en alteraciones metabólicas y hormonales, que afectan al sistema gástrico. Generalmente son más fuertes durante la cuarta y octava semana.  A partir de la décima semana de embarazo tienden a desaparecer.

 

 Generalmente su tratamiento sólo consiste en ingerir abundantes líquidos y suplementos vitamínicos, pero existen casos, por suerte bastantes aislados, en los que se requiere un tratamiento médico más severo. Lo importante es mantenerse siempre hidratada y con una alimentación que incluya los nutrientes necesarios para asegurar un correcto desarrollo del bebé en camino.  Total, todo quedará en anécdota una vez que tengamos a nuestro pequeño entre los brazos.

Deja un comentario