Natación durante el embarazo

Realizar actividades físicas es tan bueno durante el embarazo como también para la recuperación post parto.

La natación es de los deportes más aconsejables para la mujer embarazada, casi no pose riesgos si se lo practica con cuidado y bajo supervisión.

Los beneficios son múltiples:
-da sensación de liviandad y esto mismo ayuda a las articulaciones a estar más livianas también
-el peso en esta forma horizontal se distribuye mejor y no afecta a una zona en particular.
-te ayuda a sentirte ágil y activa
-relaja las zonas que suelen estar más afectadas con el peso del embarazo, como cintura, caderas, piernas
-proporciona tonicidad a los músculos , ejercitando los brazos, espalda, zona abdominal y piernas, por lo que se la considera una actividad completa
-mejora el sistema cardio-respiratorio.

La capacidad de flotación e ingravidez que proporciona el líquido elemento favorecen la libertad de movimientos, de forma que la futura madre puede adoptar posturas incómodas e imposibles de realizar en tierra firme.

Siempre antes de comenzar alguna actividad física es recomendable realizarse un chequeo médico y comunicar al monitor en que mes de gestación se encuentra.

Deja un comentario