Museo del Prado para Niños

Hace diez años el llevar a un chico a un museo, significaba un par de horas tratando de divertir y contener al retoño, evitando a toda costa que rompiera alguno de los valiosos objetos que allí se exhibían.

Ahora el panorama cambió rotundamente, y los museos se han adaptado al público menudo prado con salas preparadas para que sus pequeñas manitos no se queden fuera de la experiencia de aprender con todos los sentidos

En el famosísimo Museo del Prado de Madrid, los chicos tienen a su disposición exposiciones pensadas especialmente en ellos. Además pueden acompañar a sus padres a recorrer el resto de las zonas del museo, llevando consigo libros de actividades que les ayudarán a conocer a determinados artistas, mientras se divierten pintando y dibujando.

Durante los fines de semana se presentan “cuenta cuentos,” que mezclando el viejo arte de la historia hablada con mímica y actuación, narran cuentos clásicos, los que siempre llevan una moraleja que ayudará al pequeño en situaciones cotidianas.

El mejor momento para ir al museo es durante la mañana en los fines de semana. Para ahorrar tiempo y dinero, es posible comprar las entradas a través de Internet, las que además sufrieron una baja de precio para la temporada estival.

Sólo queda animarse e iniciar una excursión cultural a uno de los centros donde se reúnen gran parte de las obras de arte más importantes del mundo, las que de seguro dejaran una impresión tanto en chicos como en grandes, convirtiéndose en un tema de discusión y aprendizaje en familia.

Imagen: Guías Amarillas

Deja un comentario