Motivar la lectura

Que importante es motivar la lectura desde niños. Brindar al pequeño la posibilidad de entrar a un mundo desconocido, de fantasías o de ciencias del conocimiento. La relación entre el libro y el lector, es única, íntima y secreta. Capaz los hijos  interpreten de una manera distinta a la nuestra lo que leen  en el libro. Bienvenido sea. Significa que sus cabecitas comenzaron a funcionar gracias a ese mundo desconocido que se les presenta con el libro.

Tener en cuenta la edad de nuestro hijo con sus intereses, gustos particulares, nos ayudará a elegir un libro que motive su lectura. A nadie le interesa leer algo que a su criterio es poco interesante o significativo. El niño llegará a la lectura por curiosidad, no por imposición de los adultos.

Tambien es importante que leamos los padres. Los niños se nutren de los modelos que ven y que viven. Si un chico está acostumbrado a compartir con sus padres el grato silencio que la  concentración  de leer supone, no se aburrirá cuando lo haga por su cuenta.

Una linda  y variada biblioteca en la casa induce más a la lectura que miles de recetas. No hay que forzar al niño a leer , como si fuera una penitencia, debemos sentarnos a leer con él. El libro sigue siendo el medio más libre que pueda pensarse: nos permite imaginar.

 

Deja un comentario