Miedo al parto

No entiendo el miedo de algunas mujeres a el parto. He conocido a bastantes que no quieren ni pensar en ello, es más, dicen que si pudieran lo pasarían dormida. A mi me parece una postura terrible. Y creo que eso precisamente puede contribuir a que el parto sea más difícil. Lógicamente cuanto más nerviosa se ponga una, más se contrae el cuerpo y peor será el parto. El dolor también es más intenso si estamos nerviosas y con miedo. Para eso se aprende a respirar, para relajar todo y para poder empujar.

Pero al margen de lo fisiológico, el parto es un momento muy especial porque es cuando nuestro hijo o hija viene al mundo y sólo por eso ya deberíamos estar disfrutando de ello. No digo que haya que tener un parto sin epidural, eso es decisión de cada una, pero tampoco pasarlo dormida o pensando sólo en cuánto nos duele. Dentro de lo posible, habría que disfrutar del instante en que esa personita sale de nosotras y le vemos por primera vez.

Soy de la opinión de que el embarazo y el parto son cosas naturales y deberían llevarse con más naturalidad. Estar embarazada no es estar enferma y un parto no es una intervención médica más. Es algo nuestro, que deberíamos disfrutar en la intimidad y tomar de la manera más simple posible. Al fin y al cabo, en esta época en la que las familias numerosas constan de 3 hijos, cada parto puede ser el único o el último.

Deja un comentario