Mi hijo se orina en la cama

 

Una de vez que los niños logran controlar el orinar durante el día continúa teniendo episodios nocturnos, lo que se considera bastante normal por cierto periodo de tiempo. Pero cuando el chico llega a cierta edad y sigue mojando la cama durante las noches estamos ante un trastorno conocido como enuresis nocturna.

Entre los dos y los cuatro años es el lapso de tiempo normal en la que los chicos dejan los pañales y comienzan a utilizar el baño u orinal. Pasada esa edad los pequeños pueden seguir teniendo episodios nocturnos, lo que no es extraño ya que suelen tener un sueño pesado. Si a los 6 años el niño aún no es capaz de dejar de orinarse durante la noche estamos ante un caso de enuresis nocturna.

Las causas pueden ser tanto físicas como sicológicas. Una vejiga de tamaño inferior a la normal, alteraciones hormonales, cambios radicales en la vida del niño, factores de estrés, etc. Todo ello puede contribuir al desarrollo del problema.

Se debe distinguir entre dos tipos de presentaciones; aquella en que el chico nunca fue capaz de controlar las emisiones de orina nocturnas y cuando el pequeño si las controló y luego de cierto periodo volvió a orinarse en la cama.

Es muy importante el no avergonzar al niño por mojar la cama ni hacerle sentir como un bebé. Ponerle pañales no es una solución ya que sólo conseguiremos degradarle. El comentar el tema ante extraños puede disminuir la autoestima del niño.

La solución no está en impedir que el chico deje de consumir líquidos después de cierta ahora, aún cuando tenga sed y lo solicite, tampoco debemos fijarle horarios determinados para ir al baño ni hacerle sentir raro o anormal. Si el pequeño comprende que mojó la cama y se deben cambiar las sábanas y su pijama va a entender la importancia de controlar el problema. También es bueno un chequeo con un especialista para descartar causas orgánicas, aunque éstas son las menos frecuentes. La solución está en llegar al fondo del problema.

Deja un comentario