¿Mi bebé tiene caspa?

 

costralacteaNTnva

Algunos recién nacidos sufren de una afección conocida como “Dermatitis seborréica”, que se presenta con pequeñas escamas amarillentas, muy parecidas a la caspa del adulto, las que se van desprendiendo y cayendo poco a poco. Los pediatras suelen referirse a aquella capa sobre la cabeza del bebé como “costra láctea”, aunque no tiene nada que ver con la leche.

En realidad se trata de una sobreproducción benigna de grasa en la piel, la que no debiera causar ninguna molestia ni irritación. Para aliviarla, podemos masajear suavemente la zona, o pasar un cepillo suave. Si es que el pequeño presenta dolor o picazón, es el momento de consultar a un médico. Generalmente no debiese durar más de un mes.

Deja un comentario