Meningitis

La meningitis es la inflamación de las meninges (membranas que recubren el cerebro y la médula espinal) secundaria a una infección. Es una infección grave del Sistema Nervioso Central, pudiendo poner en peligro la vida del niño o dejar secuelas (sordera, etc). La meningitis es causada por una bacteria que se propaga al cerebro del niño través de la sangre.

Los síntomas clásicos de la meningitis se desarrollan entre varias horas o puede tomar entre 1 ó 2 días. Entre ellos están: fiebre, dolor intenso de cabeza, vómitos, molestia ocular, irritabilidad, somnolencia.

El niño puede adquirir la enfermedad después de haber tenido una infección en otra parte del cuerpo, como en el oído, la nariz o la garganta. Puede también adquirirla después de sufrir una lesión en la cabeza. Son muchísimos los gérmenes existentes en el medio capaces de llegar a las meninges y producir daño en mayor o menor medida. Los principales responsables de ella son los virus o bacterias. Estas bacterias pueden contagiarse de una persona a otra.

La vacunación es muy importante para prevenir esta seria infección, sobre todo en los niños menores de 2 años.

En caso de que el médico diagnostique una meningitis, se deberá comenzar con el tratamiento antibiótico adecuado lo más pronto posible para evitar complicaciones y secuelas posteriores.

Deja un comentario