Mastodinia

Cerca del 60 % de las mujeres tienen, en algún momento de su vida, dolor de mamas. Pero el que duelan las mamas no implica necesariamente que exista algún trastorno mamario.

La mama, igual que el útero, responde a los estímulos hormonales que condicionan el ciclo menstrual de la mujer. Por este motivo cualquier desequilibrio hormonal, especialmente aquellos que cursan con situaciones de exceso de estrógenos, repercute en la glándula mamaria y puede originar dolor mamario.

Por lo tanto, la causa más frecuente de este tipo de dolor es el desajuste hormonal que puede suceder durante el ciclo menstrual de la mujer, fundamentalmente en los días previos a la menstruación.

www.elmundoaldia.blog.com.es

En la mayoría de las ocasiones la presencia de dolor mamario está relacionado con procesos benignos de la mama. La mastopatía fibroquística y los quistes mamarios simples pueden ser motivo de dolor de mamas. La mama hay que cuidarla pero no con miedo sino con respeto.

Aquí van algunos trucos para evitar el dolor.

El aceite de prímula o de onagra, la aplicación de progesterona local al 1% junto a la reducción de grasas animales en la dieta habitual aliviarán las molestias mamarias leves de muchas mujeres.

En los casos moderados o severos de mastodinia o síndrome de tensión mamaria premenstrual, el empleo de pomadas de progesterona al 10% y la administración de progesterona por vía oral o vaginal pueden ser útiles.

En ocasiones habrá que recurrir a fármacos más potentes como el danazol o la bromocriptina, valorando los riesgos y beneficios del empleo de estos dos medicamentos ya que no están exentos de efectos secundarios.

Deja un comentario