Mascotas sí, pero con higiene

Tener un animal de compañía en casa puede ser algo muy educativo para los niños y niñas. Aunque pueden generar muchas molestias, las mascotas potencian su lado cuidadoso. Pasan a ser mas cariñosos con los animales, plantas y personas favoreciendo su sensibilidad. Los niños y niñas quieren tener un animal en casa porque lo ven como un juguete más, pero que se mueve y hace cosas por sí mismo.

Tenemos que enseñar a nuestros hijos e hijas a tratar a los animales con cuidado y respeto haciéndoles ver que un perro o un gato no son un juguete sino que necesitan cuidados como ellos. Por ejemplo, la higiene.

Muchos padres y madres se preocupan por los posibles riesgos para la salud de sus pequeños y pequeñas por el hecho de tener una mascota. No obstante, si se practican unas pocas y sencillas reglas de higiene, no habrá de que preocuparse.

La tiña es un estado cutáneo muy contagioso que puede contagiarse de los animales de compañía y que se ve habitualmente en niños y niñas. Si sospechara la existencia de tiña, consulte con el personal médico. 
Evite siempre que besen al animal, sobre todo cerca de la nariz y de la boca. 
Anímales a lavarse las manos después de haber jugado con la mascota, sobre todo antes de tocar o comer alimentos. 
Tanto las pulgas como los gusanos se evitan fácilmente mediante el uso regular de tratamientos preventivos. 
En el caso de que haya una infección, trátela con rapidez, y aleje al menor del animal hasta que el tratamiento haya funcionado.

Deja un comentario