Masajes para bebés

¿A quién no le gusta un buen masaje? En un ambiente relajado, con la temperatura ideal…A los bebés también les gustan y, de hecho, están acostumbrados a mecerse en el vientre materno, flotando en el cálido líquido amniótico,

Por eso, una vez han nacido, es una buena práctica el continuar con los masajes para relajarles o simplemente hacerles mimos. Entre los 0 y 6 meses, los masajes son más bien caricias que le proporcionan una sensación de protección y bienestar. Además, es un inmejorable canal de comunicación entre padres y madres y el bebé. A esta edad, los masajes también sirven como terapia preventiva, ya que son beneficiosos para su aparato circulatorio, digestivo y respiratorio.

masajedelbebe www.terapeutaocupacinal.com

A partir de los 6 meses, los masajes ya podrán ser más vigorosos. Si está aprendiendo a andar, servirán para reforzar sus músculos. Además de la agilidad física, los masajes estimulan también la agudeza intelectual. El amor y el bienestar que le trasmitimos estimula su inteligencia social y le proporciona seguridad en sí mismo lo que hará que sea más abierto o abierta en sus relaciones personales.

Es conveniente que los masajes se realicen en un momento adecuado. Ni antes de comer, puesto que el bebé estará nervioso y hambriento, ni después, ya que podríamos dificultar su digestión. El momento del baño puede ser propicio.

El lugar debe ser confortable, cálido y el bebé debe estar sobre una superficie agradable. Los aceites corporales o las cremas hidratantes aptas para bebés son una buena idea.

Deja un comentario