Masajes para bebés

Todos los bebés pueden ser masajeados. Así que aprovecha para empezar a masajear hoy mismo al tuyo. El masaje puede desarrollar más rápidamente la coordinación motora, aumentar sus reacciones musculares, aparte de que hará con el bebé sea más receptivo y más apto a reaccionar al espacio que lo rodea. Además de esos, producen otros beneficios:

1- Ayuda a regular y reforzar las funciones respiratoria, circulatoria y gastrointestinal. A través de la estimulación, se puede controlar las incomodidades producidas por los cólicos, gases y estreñimiento, y las molestias por la salida de los primeros dientes.
2- Ayuda al bebé a relajarse y lo alivia del estrés, de los bloqueos, que produce encontrarse diariamente con cosas nuevas.
3- Ayuda a intensificar la comunicación afectiva entre el bebé y las personas de su entorno, facilitando la comunicación no verbal.
4- Ayuda a estimular el sistema inmunológico y propicia un mejor desarrollo del sistema nervioso.
5- Ayuda a aumentar la auto-estima de tu bebé.
6- Ayuda a que el bebé tenga un sueño tranquilo y profundo.
7- Ayuda a aumentar el contacto afectivo del bebé con sus padres a través del toque, la mirada, de la piel, de la sonrisa, sonidos, abrazos, caricias, olor, y de los estímulos. El masaje transforma el bebé en un bebé saludable en todos los aspectos.

Deja un comentario