Manchas de nacimiento

Las marcas o manchas de nacimiento son áreas de la piel con alteraciones de color que se encuentran en el cuerpo del bebé cuando nace o bien se manifiestan en las semanas siguientes a su nacimiento. Más del 80 % de los bebés tiene alguna marca de nacimiento. Hay marcas que perduran de por vida, mientras que otras desaparecen con el paso del tiempo.
Las marcas de nacimiento se agrupan por lo general en dos categorías: vasculares y pigmentadas. Las marcas vasculares resultan de un desarrollo anormal de los vasos sanguíneos o linfáticos debajo de la superficie de la piel. Las marcas de nacimiento pigmentadas — por lo general de color café, gris, azulado u oscuro — son producto de un desarrollo anormal de las células pigmentarias. A algunas de estas manchas se las conoce como nevos.

Las marcas de nacimiento aparecen en una amplia variedad de formas, tamaños y colores, y se pueden manifestar en cualquier parte del cuerpo. Las variedades más comunes son las manchas café con leche. Son manchas lisas de color tostado o marrón claro, y algunas veces aparecen muchas a la vez.

Los lunares. Grupos de células de la piel pigmentadas. Varían de tamaño y pueden ser lisos o con relieve, oscuros o marrones, con o sin pelo.

Manchas mongólicas, azuladas o grisáceas que son áreas grandes y lisas de pigmento adicional en la espalda o las nalgas que resultan más comunes en los bebés de piel oscura.

Y por último, los hemangiomas. Este término describe una variedad de formaciones anormales de los vasos sanguíneos. Estas lesiones rugosas y en relieve pueden ser grandes y desfigurar la imagen o pueden ser pequeñas y poco perceptibles, y afectan a alrededor del 10 % de los bebés.

This entry was posted in General.

Deja un comentario