Maltrato Infantil

La Convención de los Derechos de los Niños de Naciones Unidas, en el artículo 19, definió el "maltrato infantil" como: "Toda violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, mientras que el niño se encuentre bajo la custodia de sus padres, de un tutor o de cualquier otra persona que le tenga a su cargo".

Mientras, en la legislación española también encontramos una referencia al maltrato infantil en el código civil (artículo 172) donde se dice que es aquella "situación que se produce de hecho a causa del incumplimiento o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de menores, cuando éstos queden privados de la necesaria asistencia moral o material".

Con estas dos definiciones quizás no nos queda muy claro lo que signifique, o quizás si. En lenguaje llano, un maltrato infantil es un daño que se le causa a un menor y que puede venir inflingido por un familiar o por una tercera persona ajena a la familia pero quizás conocida del mismo.

Así, en España, y en todo el mundo, hay muchos casos de maltrato infantil, tanto los que salen por televisión (que son los casos más extremos) como los más suaves que no se dan cuenta siquiera las personas. Por eso hemos de velar por nuestros hijos, porque no son objetos que puedas tratar como si de cualquier cosa se tratase; al contrario, son personas dependientes de uno mismo, que quieren vivir felices al lado de los suyos y sin sufrir aquello que no deberían.

Deja un comentario