Los remedios de la abuela: mitos y leyendas sobre el embarazo

El embarazo es tan antiguo como la vida misma. Por eso, desde siempre ha habido trucos, consejos y creencias que hoy en día nos resultan increíbles con los avances científicos y de la medicina.

Una de las leyendas más extendidas es la de los antojos. Según las creencias populares, si la mujer embarazada tenía necesidad de comer algo y no lo hacía, el bebé nacía con una mancha en su cuerpo de la forma del alimento que su madre no consiguió. Claro está, todo es ficción.

antojos www.unomasenlafamilia.com

Otra de las cosas más increíbles que he podido escuchar recientemente es que las embarazadas no deben sentarse con las piernas cruzadas ya que podrían asfixiar al feto. ¿Desde cuándo el bebé respira por la vagina de su madre? ¿El cordón umbilical no sirve para nada?

Uno de los síntomas más frecuentes durante el embarazo es la acidez de estómago. En casi todos los casos se debe a la dilatación de la válvula del estómago y a la relajación de sus músculos causando el reflujo que provoca la acidez. Pero según las creencias populares, la acidez se debe a que al bebé le está saliendo el pelo.

Por último, en varios foros he leído cómo se realiza un test casero de embarazo. Realmente, no tiene fiabilidad alguna, pero muchas mujeres lo realizan por curiosidad y porque muchas veces nos pueden las ganas. El test consiste en orinar, a primera hora de la mañana, en un frasco y dejarlo reposar. Si sobre la orina se forma una especie de nube el test es positivo. Por el contrario, si la nube se queda en el fondo del vaso, será negativo.

Deja un comentario