Los padres y la terapia psicomotriz

Partimos de la base que jamás se puede dejar de lado la intervención de la familia en cualquier terapia, y esto no escapa a la terapia psicomotriz.
La psicomotricidad es una disciplina abierta a todos , niños y adultos. Se apunta a un cuerpo en movimiento que posee historia, sensaciones, y con el fin principal de la identidad personal, llegará a conformar el  ser psicomotriz.
Por medio del cuerpo en acción, se tratará de lograr un máximo de capacidades y del desarrollo global del niño.
A partir de las capacidades del niño,y que esas capacidades sean aceptadas por los padres, es fundamental para comenzar la tarea.
Los educadores saben que un niño especial necesita tratamiento en distintas áreas y direcciones, también especiales. Pero es de gran importancia que los padres sepan el sentido y las direcciones hacia dónde va encaminado el tratamiento de su hijo.
La mirada, la afectividad, la caricia, son pilares de esta terapia.
El psicomotricista sostiene y acompaña con su rol, pero sin el acompañamiento de los padres esta intervención se verá afectada en gran medida.

Por eso es importante remarcar  que esta terapia , también es trabajo de todos, psicomotricista, mamás, papás, cada uno en su rol para poder ver los logros, quizás en pasos muy pequeños, pero pasos al fin.

Deja un comentario