Los padres una pieza fundamental en la educación

Los niños especiales muchas veces traen sentimientos de fracaso y desaliento a los padres. Justamente por esto es necesario estar en continua comunicación con el equipo de trabajo de la escuela.
Escuchar a la maestra  con sus aportes es una manera de empezar a trabajar juntos por el futuro de un niño feliz.. Las mamás que son quienes están más tiempo con su hijo deberán invitar al papá a sumarse al juego en familia ya que el afecto y la contención  en el amor hará sacar todas las potencialidades de este niño particular. Entonces escuela y familia podrán hablar de todo lo que  puede hacer el  niño.  Marcar el "sí, puede" , más allá del conocimiento objetivo de lo que "no puede" hacer el niño.Educadores y padres deben , juntos,apoyar al niño especial, en la construcción de su propio camino.

Deja un comentario