Los niños también sufren de depresión

Creemos que la inocencia y nuestros mimos los protegen de todo. Pero en un mundo en donde los pequeños están expuestos a emociones fuertes desde sus primeros años de vida, los niños son víctimas en aumento de depresiones y ansiedades, las mismas que padecemos los adultos.

depresion Si bien se presentan de manera diferente, producen en chicos sentimientos parecidos a los que siente un adulto, los que se expresan en una tristeza profunda y duradera, alejamiento de su mundo y actividades regulares, pueden estar muy quietos o demasiado irritables, bajar su rendimiento escolar, evitando actividades extra y recaer en conductas de etapas anteriores (mojar la cama, chuparse el dedo, miedos nocturnos, etc.)

Se cree que un 5% de los niños padecerán de algún tipo de trastorno depresivo durante su infancia, los que podrían aumentar en cantidad y gravedad hacia la adolescencia y edad adulto, lo que hace importante pesquisarla a tiempo, llevando al pequeño a un profesional del área.

En el caso de niños, el tratamiento no es sólo para el chico, sino que también para padres y hermanos, trabajando juntos en la resolución de problemas para crear un ambiente saludable para todos. En varios casos el psiquiatra infantil suele recurrir a medicamentos para la depresión aprobados para su uso en niños, los que deben ser controlados con regularidad.

Si los padres no se sienten conformes con el tratamiento del médico, es muy importante buscar una segunda opinión, ya que nadie conoce a los hijos como ellos y serán capaces de identificar si el niño no está cómodo con su actual terapeuta. No importa cuantas puertas debamos tocas hasta dar con el indicado, ya que la depresión es algo más que una gripe o problema físico, sino que una enfermedad del cuerpo y alma que roba la alegría y ganas de vivir a los que más llenos de ellas suelen estar.

Imagen: Sciam

Deja un comentario