Los niños y la música

Miles de veces hablemos visto a algún niño bailando al son de la música o intentando cantar la canción, unos con resultados y otros sin mucho resultado, pero ambos divertidos al fin y al cabo.

La música para los niños es importante pero no debemos olvidar que son niños y, como tales, debemos intentar limitar su repertorio musical a canciones infantiles, aquellas en las que ellos saben perfectamente los temas de los que pueden cantar o bailar, y con la seguridad de que no van a oír hablar de otros temas que no tienen por qué saber a edades tan tempranas.

Además, las maestras en las guarderías también suelen usar la música para crear ambiente o como recurso para una actividad, lo que hay que tener en cuenta que los niños acabarán aprendiéndose esa música y esa canción y muchos de ellos la cantarán o nos la pedirán para que se la cantemos. Y es que la música en los niños es diversión, los cambios en el timbre de la voz y el hecho de la entonación hace que sea casi irresistible para cualquiera y, si no, haced la prueba, cantad delante de vuestros hijos y se os quedarán mirando con cara, al principio, de extrañados, y después de ilusión porque saben que es una canción y que se pueden divertir con ella. Incluso, cuando son más mayores, os pedirán que sigáis cantando porque les gusta la canción o porque la saben ellos también y quieren cantarla contigo. Sea uno u otro motivo la unión que se comparte os hará pasar un rato muy divertido entre todos.

Deja un comentario