Los gestos en la infancia

Antes de hablar, los y las más pequeños se comunican a través de los gestos. Cuanto más inteligibles resulten, mayor será la facilidad para obtener riqueza verbal y, en consecuencia, el niño o la niña tendrá menos problemas en el momento de iniciar su escolarización.

El papel de padres y madres para que adquieran destreza no verbal con el fin de comunicarse es esencial, una habilidad que también favorece un mayor nivel socioeconómico de las familias.

Los niños y niñas que se comunican mediante gestos comprensibles cuando tienen poco más de un año tienen, a los cuatro años y medio, un vocabulario más rico que el de aquellos sin tanto abanico gestual, concluye un estudio reciente de la Universidad de Chicago (EE.UU.).

www.notisam.wordpress.com

Esta posterior riqueza verbal facilita, en consecuencia, la mejor preparación de los niños y niñas para la escuela. En estudios anteriores ya se había constatado que un buen vocabulario es una señal clave en el éxito escolar.

Esta conexión entre gestos y habla, que se produce en edades mucho más tempranas, podría convertirse en un buen foco de intervención si investigaciones posteriores corroboran que un mayor número de gestos redunda en un mayor vocabulario.

Deja un comentario