Los ejercicios Kegel

Los Kegel son ejercicios que se recomiendan para fortalecer los músculos del suelo pélvico que son los que sostienen la uretra, la vejiga, el útero y el recto. Llevan ese nombre por Arnold Kegel, un ginecólogo que los recomendó ya por la década de los años 40 para luchar contra la incontinencia urinaria.

Es una práctica muy útil que debe convertirse en un hábito diario y de por vida. El fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico ayuda a prevenir la incontinencia urinaria de esfuerzo, un problema que afecta hasta a un 70% de las mujeres en algún momento o después de un embarazo. También hay evidencias que de este fortalecimiento puede ayudar a acortar la etapa de pujos en el trabajo de parto.

Por otro lado, los Kegel también mejoran la circulación de las áreas rectal y vaginal y ayudan a mantener las hemorroides a raya, así como a la aceleración de la cicatrización de las episiotomías.

Para realizarlos, simplemente tenemos que hacer como si intentáramos detener la orina cuando durante la micción. Para asegurarnos de que lo hacemos bien, podemos introducir un dedo limpio en la vagina. Si notamos la presión el ejercicio es correcto.

Se debe mantener cada Kegel durante 8 o 10 segundo antes de relajar la zona. Entre cada uno, relájate unos segundos. Si ya sufres de incontinencia urinaria. Intenta realizarlos mientras estornudas y toses. Es posible que eso te ayude a evitar goteos.

17205_10429_5http://www.healthcentral.com

Deja un comentario