Los cólicos del bebe

Cuando los bebes nacen, empiezan a usar su sistema digestivo, por lo que suele ser común que los primeros dos o tres meses, los bebes lloren de cólicos, que les causa dolor abdominal al comer.  Muchas veces se pueden evitar teniendo el cuidado de sacarle los gases después de comer.  Para esto, algunos niños eructan al ponerlos en posición vertical, mientras que otros debemos colocarlo sobre nuestro hombro y darle palmaditas en la espalda un ratico.  Es prudente colocar un paño entre el niño y nosotras para que no nos ensucien si regurgitan un poco.  Cuando a los chicos no les funciona este simple truco, los pediatras suelen recetarles un medicamento, que suelen ser simeticona o dimeticona, el cual viene en gotas pediátricas y es totalmente inocuo para uso en bebes, pues ellos no metabolizan este medicamento y lo expulsan totalmente en la orina.
Sin embargo, si estas amamantando al bebe, hay algo mas que puedes hacer para evitarle a tu bebe (y a ti, si el llanto es constante y te angustia oírlo sufrir) estos molestos gases.
Los siguientes consejos me los dio mi abuela, una señora de antes, e ignoro si tienen base médica o científica, pero recuerda que la sabiduría pasaba de generación en generación.
  1. Evita los alimentos condimentados, grasosos o picantes.  Totalmente.   Por lo menos, hasta que el bebe tenga dos meses.
  2. Evita tomar bebidas frías (aunque sea verano).
  3. Evita comer hojas verdes crudas (como lechuga, espinaca), aguacates, colecitas de Bruselas, repollo, brócoli.  Nuevamente, no tiene base científica o medica, pero juro que una vez que comí aguacate, mi bebe tuvo cólico en la noche.
  4. Si tu bebe ha tenido cólicos de todas maneras, prueba tomar infusiones de anís o alucema, si consigues.  Estas debes tomarlas tú, y si tu bebe ya tiene cólicos, toma regularmente las infusiones, por lo menos dos o tres al día en el caso del anís, y una o dos máximo en el caso de la alucema, para que se la transmitas a través de la leche, y se alivie lo mas pronto posible.
  5. También decía mi abuela que era indispensable estar tranquila para no darle cólicos al bebe.  Es decir, no estrés, no tristeza, no preocupaciones. Decía que las emociones se les transmiten a los hijos.
Suerte, y si aun estas incrédula en cuanto a alguno de estos consejos que me dieron, lo único que te puedo decir es que los seguí, y mis hijos no padecieron de esto.

Deja un comentario