Los beneficios del teatro para los niños

Si hay algo que envidiarle a los pequeños es su increíble poder de imaginación, que les permite transportarse entre mundos mágicos sin la necesidad de instrumentos, viajando a través del poder de su mente siempre ávida de nuevas experiencias.

El arte les permite plasmar toda aquella magia, compartiéndolas con los demás y estimulando su desarrollo. Dentro del área artística, el teatro se distingue como una actividad donde además de trabajar con arte, estimulan sus capacidades corporales y el aprender a trabajar en equipo.

En casi todas las escuelas y centros comunitarios existen grupos teatrales dirigidos a los chicos. A diferencia de muchas obras preparadas por adultos, los niños no suelen ceñirse a guiones y cada uno de ellos aporta piezas individuales para construir una creación conjunta que les hará sentirse seguros y orgullosos de si mismos.

Los temas a trabajar pueden ser diversos e incluso orientarse a materias escolares como la historia, literatura e incluso las matemáticas, haciendo atractivos temas que anteriormente parecían aburridos.

Si bien todos los niños se benefician con el teatro, aquellos más tímidos y con problemas para hacer amigos ven en él un lugar donde unirse a un grupo de pares, los que comparten, a veces sin notarlo, sus miedos, ilusiones y tristezas, sacándolas afuera de manera positiva y concentrando sus esfuerzos en soluciones llenas de imaginación.

Al final del ciclo los padres orgullosos se sentaran ante un escenario viendo a su pequeño convertido en un personaje nuevo, demostrando no sólo que ha crecido, sino que además es valiente y talentoso.

Deja un comentario