Los beneficios del sellado de dientes en la infancia

Los primeros dientecitos del bebé no llegan exentos de molestias y durante los años que siguen cuidamos esa dentadura provisoria que se pierde alrededor de los siete años. De allí en adelante las piezas dentarias serán las que se llevan durante el resto de la vida, por el que el daño a una de ellas tiene efectos eternos.

salud1 Por más que inculquemos a los chicos una adecuada higiene dental, son pocos los niños que logran resistirse a chocolates y caramelos, olvidando varias veces el cepillado y uso de hilo dental, dando a paso a las temidas y dolorosas caries que hacen que los niños teman al dentista como si fuese un monstruo.

Existe un procedimiento indoloro que se aplica a los dientes definitivos de los chicos con el objeto de evitar la aparición de caries, dando a paso a una dentadura sana que les acompañe hasta la vejez. Se trata del sellado de dientes.

El tratamiento, realizado por dentistas expertos, aplica una delgada capa plástica que sella las fisuras huecos de y entre las muelas y otros dientes, generando un escudo protector que evita casi un 90% de las caries.

El proceso, que debe repetirse cada cierta cantidad de año según indicación del dentista, no exime la preocupación por la higiene y buen cuidado de la dentadura, por lo que el inculcar el cepillado después de cada comida, uso de hilo dental y por supuesto, visitas periódicas al dentista, siguen siendo costumbres que no deben dejarse de lado, y con suerte esa dentadura que llega a la boca de los chicos al ingresar en su etapa escolar, los acompañe hasta su vejez.

Imagen: El Universal

Deja un comentario