Los beneficios de los lácteos probióticos en la salud infantil

Que los niños sufran problemas estomacales y tiendan a enfermar más que los adultos tienden a explicarse por la falta de exposición a bacterias o un pobre sistema inmune. Si bien no existe una vacuna milagrosa, existen ciertos elementos que se pueden añadir a su alimentación que les serán de gran ayuda.

probiotico2

Desde hace varios años están disponibles en el mercado las bebidas lácteas probióticas, alimentos que contienen una serie de elementos destinados a poblar la flora bacteriana del pequeño, enriqueciendo su sistema inmune y su facilidad para asimilar pequeñas contaminaciones que traen los alimentos.

Compuestos por lactóbacilos y bífidobacterias junto con un grupo de microorganismo presentes en el proceso de fermentación de la leche, no se puede considerarles un medicamento más, pero si un modo de dar un empuje al sistema de defensas de los chicos.

Recomendados por los pediatras e inmunólogos infantiles, son de venta libre en los supermercados, muchas veces en sabores agradables para los pequeños, quienes de seguro disfrutaran de esta nueva adición a su dieta.

Si el niño tiene algunas alergias alimentarías, se debe esperar la autorización del pediatra o nutriólogó antes de darles las bebidas probióticas, ya que no hacerlo supone un riesgo para la salud del chico, al no conocer que elementos podrían enfermarle o provocar una reacción adversa.

Deja un comentario